Entretenimiento

Qué es la androginia cerebral y qué beneficios podría tener

En espacios como la publicidad hasta el lugar de trabajo, a menudo se asume que los hombres y las mujeres son fundamentalmente diferentes, de Marte y de Venus, respectivamente.

Es importante destacar que esta “androginia psicológica” se ha asociado durante mucho tiempo con rasgos como una mejor flexibilidad cognitiva (la capacidad mental para cambiar entre diferentes tareas o pensamientos), competencia social y salud mental.

Por supuesto, todos conocemos a personas que son más andróginas, que tienen una mezcla de rasgos de personalidad que se consideran estereotípicamente masculinos o femeninos.

Es importante destacar que esta “androginia psicológica” se ha asociado durante mucho tiempo con rasgos como una mejor flexibilidad cognitiva (la capacidad mental para cambiar entre diferentes tareas o pensamientos), competencia social y salud mental.

Pero, ¿cómo se relaciona esto con el cerebro? ¿Las personas que son más andróginas en su comportamiento van en contra de su naturaleza biológica, al hacer cosas para las que sus cerebros no están optimizados?

LEA TAMBIÉN: León Zinn, el primer perrocalentero de Caracas era judío

Durante mucho tiempo se ha ignorado si existe la androginia cerebral.

Pero nuestro nuevo estudio, publicado en la revista Cerebral Cortex el pasado miércoles, sugiere que existe, y que es común.

Se cree que la androginia psicológica es psicológicamente protectora. Por ejemplo, sabemos que está asociada con menos problemas de salud mental como la depresión y ansiedad. También se ha relacionado con una mayor creatividad.

Todos estamos familiarizados con los rasgos que se clasifican estereotípicamente como masculinos o femeninos.

A los hombres, por ejemplo, no se les anima a expresar sentimientos o llorar cuando están molestos. En cambio, se espera que sean duros, asertivos, racionales y buenos en tareas visuales-espaciales como la lectura de mapas.

Por otro lado, suele esperarse que las mujeres sean más emocionales, cariñosas y mejores en el lenguaje.

Pero es probable que estas diferencias se deban en parte a normas y expectativas sociales: todos queremos agradar, así que nos conformamos con las reglas.

Si a una niña se le dice que es de mala educación o impropio ser asertiva, por ejemplo, puede cambiar su comportamiento para adaptarse a esto, lo que afectará sus futuras opciones profesionales.

Las adolescentes, por ejemplo, pueden no ser alentadas por amigos y familiares a considerar carreras gratificantes pero peligrosas, como entrar al ejército o la policía.

El sexo del cerebro

Los científicos han discutido durante mucho tiempo sobre cuán diferentes son realmente los cerebros masculinos y femeninos. Hay muchos informes de diferencias entre cerebros masculinos y femeninos en la literatura médica.

Podría gustarte esto

Leer Más