Internacionales

She Taxi, la aplicación para viajar con choferes mujeres que crece en Argentina

A María Eva Juncos le robaron seis veces arriba del taxi: “Con revólver, cuchillo y todo lo que se te ocurra”, cuenta; Las situaciones de inseguridad también afectan a pasajeras, que muchas veces están expuestas a posibles abusos o acosos de los hombres al volante. Pero, incluso sin haber agresiones físicas, recibir comentarios inapropiados desde el sexo opuesto es un motivo suficiente para preferir viajar con otra mujer, y evitar pasar un mal rato.

Aquella necesidad, traducida en una alta demanda femenina, incentivó a las trabajadoras para organizarse con las clientas; y comenzaron a coordinar viajes por WhatsApp. Igualmente, no alcanzaba: “Escuchábamos los audios tarde”, dice Juncos. La inmediatez del siglo XXI exigía otra cosa, una aplicación, “donde la pasajera pueda acceder a esa conductora que tanto requiera”, y en diciembre del 2016 nació She Taxi. Desde ese entonces, no paró de crecer.

Su gran distintivo, a diferencia de Uber y otros sistemas de transporte de pasajeros, es que utiliza exclusivamente a taxis, es decir; vehículos y conductoras autorizadas por el Estado para realizar su actividad comercial. No propone la clandestinidad, sino más bien lo contrario.

LEA TAMBIEN: Rubén Blades será la Persona del Año de premios Grammy Latino 2021

“Ahora puedo salir de noche”

Para mantener a She Taxi en funcionamiento, Juncos y sus compañeras se ocupan de reunir el dinero suficiente para pagarle al ingeniero todos los meses.

Es que, el uso de la app es gratuito; la entrevistada no quiere cobrarles a las pasajeras ni tampoco a las trabajadoras, aunque varias de sus compañeras aportan una colaboración para que el proyecto siga en pie.

“Me salvaste la vida”, “gracias por existir” o “ahora puedo salir de noche y volver a casa”, son algunos de los típicos comentarios que reciben las participantes de esta red. Por eso, María entiende que el valor social de su iniciativa importa mucho más que el mero acto de lucrar.

De todos modos, a medida que esto va creciendo, sabe que necesitará recaudar fondos si la expansión continúa; y por ello se baraja la posibilidad de aceptar donaciones. Todo ello teniendo en cuenta que más adelante podrían instalarse en otros países, considerando que entre la nómina de conductoras anotadas también figuran personas de Colombia, México e incluso España. Aquí o allá, “el gran desafío es la brecha ocupacional, sostenida por el sistema patriarcal”, subraya.

Podría gustarte esto

Leer Más